Para mejorar la vida de las pieles sensibles.

Contexto

Laure, ¿cómo ocurrieron tus quemaduras solares?

El verano pasado me fui de vacaciones a la playa. Estuve expuesta al sol desde el principio de mis vacaciones sin ser muy cuidadosa porque quería broncearme. Incluso usé aceite y me tiré al sol todo el día… El resultado fue que terminé tremendamente adolorida y con quemaduras graves.

Síntomas

¿Cómo te sentías?

Mi piel me ardía y empezó a despellejarse. Tuve que aplicarme cremas cada noche y llevar blusa a la playa,  incluso cuando nadaba. Pasaron varios días hasta que se calmó la rojez. Me juré a mí misma que el próximo verano no caería en los mismos errores. Así es que, antes de irme de vacaciones, tengo programada una cita con el dermatólogo.

La solución

¿Qué te recomendó?

Me recomendó que me aplicara un protector solar de FPS 50+ y que también limitara mi exposición ante el sol, sobretodo entre las 12 p.m. y las 4 p.m. … además de otros consejos! Gracias a estos pequeños consejos, he sido capaz de broncearme este verano sin quemarme! Así que ahora no escatimaré nunca más en protección e incluso me pondré un sombrero para la playa!"