0
Para mejorar la vida de las pieles sensibles.

Contexto

Laura, ¿Desde cuándo tenés la piel intolerante?

Siempre tuve la piel sensible, pero hace unos meses comenzó a no tolerar nada y no entendía por qué… ¡Era un fastidio!

Síntomas

Más específicamente, ¿Cómo era tu piel?

Era hipersensible y fácilmente irritable. Asique para intentar calmarla compré una crema hidratante. Pero cada vez que probaba una nueva era la misma historia: me aparecían pequeñas rojeces en algunas zonas de la piel. No sabía qué hacer. A medida que pasaba el tiempo y probaba diferentes soluciones, lo único que conseguía era que mi piel reaccionara más facilmente y que el problema fuera cada vez peor.

La solución

Entonces, ¿Qué decidiste hacer?

Fui a ver a un dermatólogo. Me explicó que tenía un tipo de piel que tendía a ser intolerante. Siguiendo su consejo, reajusté la rutina de cuidado diario para mi piel . Ahora uso productos formulados específicamente para la piel intolerante. Por ejemplo, opté por un desmaquillante específico seguido de un tratamiento de protección sin perfume, sin conservantes y calmante. ¡El uso de buenos productos hizo que todo cambie! Mi piel sigue siendo sensible pero ahora sé cómo hidratarla y protegerla eficazmente