Para mejorar la vida de las pieles sensibles.

Contexto

María, ¿Cómo se deshidrató tu piel?

Normalmente mi piel es suave y sin problemas. ¡No me puedo quejar! Pero este verano pasé 10 días en Málaga, con mi marido, y mi piel comenzó a deshidratarse.
Hacía mucho calor y tuve cuidado de protegerme la piel  con crema solar, pero sentía que mi piel no se acababa de aclimatar.

Síntomas

¿Cómo se manifestó esta deshidratación?

A pesar de estar morena, sentía que mi piel estaba apagada, le faltaba luminosidad. Además, la notaba constantemente tirante, rígida como una máscara.
Me empezaron a aparecer unas pequeñas arrugas, sobre todo en el contorno de los ojos y alrededor de la boca.  Era como si a mi piel le faltara agua. Pero, francamente, no sabía cómo resolver el problema.

La solución

Entonces, ¿Qué decidiste hacer?

Cuando volví de vacaciones, fui a la farmacia y les conté mi problema.  Me recomendaron un plan de ataque para rehidratar mi piel. Sustituí mi producto habitual con uno especialmente diseñado para la piel deshidratada y comencé a desmaquillarme con un producto adecuado. Estas medidas fueron muy efectivas, y en  pocos días ¡mi piel había vuelto a recuperar su confort!